Declaración de impacto ambiental y desarrollo urbanístico sostenible. Jurisprudencia del Tribunal Supremo

Hoy hablamos de dos Sentencias del Tribunal Supremo relacionadas con el derecho ambiental y que tienen como actores a la Sociedad española de ornítología (SEO/BIRDLIFE)

En la primera de las Sentencias, de 13 de julio de 2015, se ha desestimado íntegramente los recursos de casación presentados por la Administración autonómica y la mercantil demandada, y se ratifica la nulidad de la autorización de un parque eólico en virtud de la indebida realización del trámite de declaración de impacto ambiental.

En este caso, esa declaración no contemplaba correctamente la valoración que para los urogallos tenía la instalación proyectada y habida cuenta que  “el parque va a ubicarse entre dos zonas donde no hay duda que hay cantaderos de dicha especie y, por lo tanto, que esa instalación puede afectar a la conexión entre las colonias que están separadas, y que también puede influir en la fragmentación del hábitat, debiéndose considerar igualmente la zona donde se ubica el parque como una zona potencial para el urogallo no solo desde el punto de vista de reproducción, sino desde el punto de vista de satisfacción de otras necesidades del ciclo del urogallo”.

En cuanto a que la presencia del urogallo fue lo que justificó el establecimiento del Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA), en esa zona, el Tribunal considera  indispensable que en la Declaración de Impacto Ambiental se examine cómo puede influir en la población de esa especie el parque eólico porque “lo que está claro, de conformidad con las pruebas valoradas (documental y pericial) es que sí existe una potencial ocupación de la especie en la zona en la que se instala el parque eólico”.

La virtualidad del trámite de la declaración de impacto ambiental y su realización en las condiciones legalmente requeridas, en ningún modo, puede venir a alcanzar con carácter general la consideración de una mera irregularidad no invalidante del procedimiento administrativo.

Salvo que se trate de una irregularidad menor, “la indebida realización del trámite ambiental impide, con carácter general, alcanzar a la actuación administrativa que pretenda realizarse la finalidad propia que por medio de dicho trámite pretende preservarse, esto es, la debida toma en consideración y ponderación de los valores ambientales confluyentes. Por eso, todo lo más, la controversia podrá suscitarse en torno a la concreta categoría de la invalidez a la que procede adscribir la falta de realización del indicado trámite o su realización en condiciones legalmente inadecuadas, esto es, si procede declarar en tales circunstancias la nulidad de pleno derecho o la anulabilidad de la actuación administrativa sujeta a la preceptiva realización del trámite ambiental. Pero, con carácter general, hemos de excluir que su práctica irregular pueda desembocar en una mera irregularidad formal no invalidante

La segunda  Sentencia, de 17 de julio, declara la nulidad de los Acuerdos de una Comisión Territorial de Urbanismo, mediante los que se aprobaban las diversas Modificaciones de las Normas Urbanísticas Municipales, que modificaban su naturaleza rústica con la transformación en suelo urbanizable.

En esta Sentencia destacamos las manifestaciones sobre lo que debe ser un desarrollo urbanístico sostenible:

 “las exigencias requeridas por el principio de desarrollo sostenible (que) emplaza a estar a las necesidades reales y actuales que demanda el interés general” “que el desarrollo patrocinado por la administración sea equilibrado y proporcionado se hace depender de que las previsiones establecidas respondan a una demanda real de viviendas o de segunda vivienda para la población y de que con ellas realmente y de forma verosímil y razonable se puede dinamizar e incentivar el desarrollo social, económico y demográfico del municipio. Aun cuando incuestionable el margen de apreciación existente en la interpretación del concepto del interés general, es evidente también que su interpretación ha de estar igualmente apoyada sobre datos objetivos, a fin de que las determinaciones urbanísticas adoptadas resulten igualmente coherentes y racionales, en los términos que les resultan asimismo exigibles”

Enhorabuena a SEO/BIRDLIFE por estas dos magníficas Sentencias.

Leave a reply

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.